martes, julio 30, 2019

AUTOESTIMA

Es la valoración interna, el concepto personal que un ser humano realiza de sí mismo. Tiene por tanto una significación no solo subjetiva, sino además psicológica acerca de cómo cada persona se observa desde su propia perspectiva humana. Al tener este carácter subjetivo, se estaría indicando que lo importante para mantener una adecuada autoestima no es tanto cómo me perciben los demás, sino cómo se percibe cada cual y cómo se ve internamente. Producto de esa observación se puede tener una idea o actitud de aprobación o de desaprobación hacia uno o una misma.
La importancia de la autoestima estriba en que concierne a nuestro ser, a nuestra manera de ser y al sentido de nuestra valía personal. Afecta a nuestra manera de estar y actuar en el mundo y de relacionarnos con otras personas. 
Nada en nuestra manera de pensar, de sentir, de decidir y de actuar escapa a la influencia de la autoestima.


domingo, julio 28, 2019

ESPEJISMO IGUALITARIO

Amelia Valcarcel acuñó el término «espejismo de la igualdad» para referirse a la idea, ciertamente extendida, de que la igualdad entre hombres y mujeres ya es una realidad. Al aceptar esa supuesta igualdad se llega a la conclusión de que no es necesario impulsar más medidas para mejorar la situación de las mujeres. Incluso se rechazan medidas ya establecidas asegurando que ya no tienen sentido o que incluso son discriminatorias hacia los hombres.
La realidad es, sin embargo, mucho más tozuda, y toda una Historia de desigualdad y opresión hacia las mujeres no ha cambiado de la noche a la mañana. Aunque los progresos promovidos por los movimientos feministas han sido muchos en todo el mundo, no puede decirse que se haya cambiado todo. No cuando la base de valores y normas (no solo las legislativas) de las sociedades siguen siendo patriarcales y basadas en una disyuntiva mujer-hombre para dividir las funciones, empleos e incluso formas de vivir. A todo ello hay que sumar otras discriminaciones relacionadas como las que implican a la orientación sexual, origen, edades, etc.
Estos son algunos de los datos que nos indican que la igualdad aún no es una realidad:
■ 1 de cada 3 mujeres sufre violencia física y/o sexual en todo el mundo
■ El 46% de las noticias refuerza los estereotipos de género
■ En los parlamentos solo hay un 22% de diputadas, de promedio, en todo el mundo.
■ Solo un 6,9% de las jefas de estado o de gobierno son mujeres.
■ Las mujeres ganan un 24% menos que los hombres en todo el mundo.
■ Por cada hora que los hombres dedican a tareas domésticas las mujeres dedican tres.
■ Solo un 24% de los puestos de alta dirección en empresas está ocupado por mujeres
■ Solo un 43% de los países tienen algún tipo de legislación sobre permiso de paternidad
■ Para el 30% de las mujeres su primer experiencia sexual fue forzada
■ Más de 4 millones de mujeres son explotadas sexualmente en todo el mundo

sábado, julio 20, 2019

CUANDO SUFRIR ES INÚTIL

Discrimina entre sufrimiento útil y sufrimiento inútil. El sufrimiento útil es el duelo. Un dolor progresista, que te enseña a perder y a no seguir esperando lo imposible. La realidad a veces es dolorosa, pero te ayuda a ubicarte. Romper con alguien a quien amas no es fácil, porque el principio del placer es impositivo y persistente. Pero, si en cambio, estás en una relación afectiva en la que los malos momentos superan con creces los buenos, pregúntate a dónde te conduce ese sufrimiento. El sufrimiento inútil funciona como las arenas movedizas: cuánto más intentas salir, más te hundes. Por eso, si no hay nada más qué hacer, si ya has intentado de manera razonable hallar una mejoría en la relación y nada has logrado, conéctate a un sufrimiento útil, asume la pérdida, deja que el duelo arranque. El sufrimiento inútil no se agota y puede durar siglos. El sufrimiento útil tiene un fin, suelta los lastres y te limpia por dentro. 

Extraído del libro "Los límites del amor" de Walter Riso

martes, julio 09, 2019

LA VIOLENCIA DE GÉNERO, POR DONDE QUIERA QUE PASA...


La violencia de género, por donde quiera que pasa, y aún después del cese de la relación, deja un paisaje desolador: deja muchas mujeres destrozadas, muchos niños y niñas con profundas heridas en el cuerpo y en el alma, deja muchas familias devastadas y deja, en fin, un reguero de dolor que puede perpetuarse durante muchísimos años.
A todas estas personas, que no salen en los medios de comunicación, que no se contabilizan, y que apenas si se habla de ellas, les sobreviene la difícil tarea de recuperarse, de ir sanando heridas e ir retomando el pulso de una vida pretendidamente normal.
En el proceso de recuperación, independientemente de las cuestiones que deban ser gestionadas por los distintos profesionales, hay dos aspectos fundamentales y de vital importancia:
Uno es conocer, saber exactamente las causas que originaron tan dolorosa experiencia, es decir, conocer el “qué” y el “por qué?”. Pero conocerlo de verdad, sin complejos y llamando a las cosas por su nombre. Eso solo se adquiere a través de la formación y el aprendizaje en violencia de género. Ayudará muchísimo a gestionar la experiencia vivida.
El otro aspecto es trabajar la autoestima, regenerarla y potenciarla así como todas las habilidades sociales. Es fundamental para la recuperación y para proteger su vulnerabilidad.
Buscar la ayuda necesaria.



martes, julio 02, 2019

ABUSO SEXUAL A LAS NIÑAS de Gioconda Batres

Abuso sexual en la infancia es toda agresión de índole sexual, indirecta o directa entre una niña y un adulto que mantenga con la niña lazos caracterizados por la amistad, confianza, afecto o autoridad.  
Hablamos de víctimas y agresores porque ambos términos definen con claridad en quien reside la responsabilidad de la ofensa frente a la vulnerabilidad e impotencia en la que las niñas se encuentran ante los adultos que las utilizan sexualmente. Y hablamos de sobrevivientes cuando nos referimos a las mujeres adultas que han conseguido sobrevivir a esta terrible experiencia. 
Los agresores pueden ser familiares directos, profesionales, amigos de la familia, personas relacionadas con la educación y orientación de las niñas y con sus cuidados físicos y afectivos, y que por su rango representan para la niña una autoridad. 
La mayoría de las víctimas presentan un conjunto de secuelas comunes que, con independencia de si existe consanguinidad con sus agresores, producen un daño que tiene relación con la traición, el terror, el estigma y la sexualización traumatizada a que fueron expuestas. 
Más que el contacto físico o la penetración, son el secreto, la traición y el daño psicológico los elementos fundamentales de la destrucción de la víctima. Además, el daño físico no se da en todos los casos, sin embargo el daño psicológico se produce en cualquiera de los modos de incesto o abusos sexuales infantiles. 
La evolución de las víctimas depende más de la cercanía del agresor, del sexo del mismo, y de la tortura adicionada al abuso. Se encuentran secuelas más graves en sobrevivientes que han sido objeto de abuso por múltiples agresores y cuyos abusos sexuales se han acompañado de conductas sádicas, ritualistas o prolongadas.

SEGUIR ESTE BLOG

ARCHIVO CRONOLÓGICO

PUBLICACIONES MÁS LEÍDAS