miércoles, octubre 14, 2009

LAS FALSAS DENUNCIAS FALSAS


 LAS FALSAS DENUNCIAS FALSAS.

Hace tiempo quería pronunciarme sobre este tema, pero ya hoy no tengo excusas. Vemos como cada día surgen rumores, comentarios, escritos, webs, etc. etc., acerca de las supuestas miles denuncias falsas que en relación con la violencia de género asolan y confunden a jueces y fiscales. Hay quienes en un arrebato de machismo se atreve a asegurar que más de la mitad de las denuncias son falsas y que todo esto de los malos tratos es pura invención de las feministas radicales.
Este bulo -dañino donde los haya- cuestiona la realidad social de la violencia de género porque es un ataque frontal y despiadado a la declaración de cualquier mujer víctima. Pero de paso, es también un ataque a todo el aparato judicial vinculado a este delito porque se cuestionan a jueces y fiscales y pretenden además desmontar el contenido de las sentencias judiciales. Y por si fuera poco es también un ataque a la profesión médica que dicta parte de lesiones y hasta la intervención policial porque al hablar de denuncias falsas, se cuestiona la labor oficial de estos colectivos. Estas afirmaciones, que como digo, circulan por la red o por la calle, de boca en boca, como si fuera la cosa mas natural del mundo, hace mucho daño a la lucha que mantiene la sociedad y las instituciones por erradicar una violencia que cada año deja un reguero de víctimas mortales y muchas miles de otras víctimas, mujeres y menores psicológicamente destrozados, muchos de los cuales, jamás podrán recuperarse. Sin embargo, hablar de denuncias falsas es socialmente aceptado, es rentable porque se ha convertido en un refugio de maltratadores en una estupenda excusa para una sociedad que por mucho que se maquille de progresista, sigue oliendo a machismo del peor.
Que muchas causas queden sobreseídas, archivadas o a falta de una sentencia condenatoria no se puede “confundir” ni “contabilizar” como falsa denuncia. Debido a que los casos de violencia machista suceden en el ámbito de lo privado y son a veces difíciles de demostrar es un hecho que no solo perjudica al hombre que tiene dificultad para demostrar su inocencia, también perjudica a la mujer que frecuentemente no tiene como demostrar no un mal trato, sino toda una vida llena de malos tratos.
Porque resulta que aquellos que piden igualdad en la elaboración y aplicación de la Ley suelen ser los mismos que se aferran extraordinariamente a una cotidiana desigualdad de los dos géneros, naturalmente porque se ve favorecido.

Pues bien, en el día de ayer, 13 de octubre, El Consejo General del Poder Judicial se ha pronunciado al respecto, lanzando un informe (se puede encontrar en cualquier buscador), producto de un estudio que encabeza diciendo “Se rompe el mito de las supuestas denuncias falsas por violencia de género”. Solo 1 de las 530 resoluciones estudiadas podría encuadrarse como denuncia falsa…….”

*Cuestionar acerca de la veracidad de las denuncias por violencia de género es una nueva forma de maltrato y ejercer de víctima es otra de las manifestaciones del maltratador*



                                     

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO