viernes, agosto 11, 2017

A PROPÓSITO DE JUANA RIVAS

"Los derechos se toman, no se piden; se arrancan, no se mendigan" José Martí  

El 4 de diciembre de 1997, hace unos 20 años, otra mujer, por cierto, también granaína, desafió a su agresor, a la sociedad y a la propia Justicia que la condenó a compartir vivienda con su maltratador. 
Ana Orantes se vistió de rojo y contó su vida repleta de malos tratos en un plató de Canal Sur ante miles de espectadores. Ese gesto le costó la vida. Su ex esposo le prendió fuego y la quemó viva delante de uno de sus hijos.
El nombre de esta mujer ha pasado a la historia del feminismo de este país, porque aquel hecho conmocionó tanto y generó tantas protestas, movilizaciones y denuncias que los poderes públicos se vieron obligados a dar respuesta a la demanda social. En el año 2003 se reformó el Código Penal en materia de violencia doméstica y en el año 2004, como sabemos, se promulgó la Ley Integral sobre violencia de género. 
Se puede decir que en este país hubo un antes y un después del caso Ana Orantes, en el tratamiento y la consideración social de los malos tratos, como sin lugar a dudas lo habrá con el caso Juana Rivas quien además, tiene precedentes en otras mujeres como María Salmerón.

Que Juana Rivas está contraviniendo una orden judicial? Naturalmente. Eso ya lo sabemos. 
Pero que poquito sabemos, de tantas resoluciones y dictados judiciales que, con su justo y aséptico protocolo, con todo su revestimiento legal han facilitado al maltratador acabar con la vida de la víctima y/o sus hijos.  

jueves, julio 20, 2017

LAS 7 REGLAS CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

IGUALDAD
La igualdad no es solo una palabra de moda.  La igualdad es un derecho. Por tanto, debe ser  una actitud ante la vida en general y en la pareja en particular.
Recuerda siempre que una cosa es que hombres y mujeres sean por naturaleza, diferentes y otra muy distinta que sean socialmente desiguales. 
En la relación de pareja hay que buscar  siempre,  el equilibrio.

AUTOESTIMA
Cultiva y trabaja tu autoestima personal como un valor fundamental que siempre ha de acompañarte. Una autoestima óptima y un saludable autoconcepto, serán sin lugar a dudas,  una de las mejores armas contra la violencia machista.

NO AL MACHISMO
El machismo es la semilla donde germinan los malos tratos a las mujeres. Hay manifestaciones machistas muy claras y manifiestas y hay otras soterradas, camufladas, disimuladas….son los llamados micromachismos.  A lo largo de tu vida te vas a encontrar con los dos. Identifícalos y recházalos siempre, vengan de donde vengan. 

NO A LA VIOLENCIA
La violencia es despreciable en cualquier situación, en cualquier caso, en cualquiera de sus manifestaciones, pero recuerda que la violencia hacia la mujer tiene características específicas, diferentes del resto de las violencias, que tienes el deber como mujer y como persona de conocer para identificarla y prevenirla y/o combatirla.

NO A LA CULPA 
La culpa es un sentimiento muy negativo y destructor. No permitas jamás que nadie te haga sentir culpable por nada. Recuerda que toda culpa espera un castigo, por eso, es uno de los sentimientos más potenciados por el maltratador.

VIVIR EN UN MUNDO REAL 
Vive y acepta con dignidad el mundo real en el que vives y considera un deber trabajar por mejorarlo y nunca olvides que las princesas y los príncipes solo habitan en los cuentos.
Que los sueños no nublen nunca tu capacidad de razonamiento.

PEDIR AYUDA 
Es la séptima regla. Si a pesar de todo lo anterior, te ves atrapada en esa especie de tela de araña del maltrato, de la que no puedes escapar sola, pide ayuda.  Hay situaciones muy complejas donde una mujer puede sentirse perdida, confundida, paralizada y en peligro. 
Busca ayuda, porque la salida siempre es posible. Solo hay que buscar la más adecuada a tu situación. 

Recuerda que el punto y final lo tienes que marcar tú. 


sábado, julio 08, 2017

FEMINISMO

Generalmente, cuando se habla de feminismo no se tiene una idea clara de qué es y suele confundirse con otros conceptos, relacionados pero no sinónimos. En la mayoría de las ocasiones, se habla del feminismo como un concepto antagónico del machismo, cuando no lo son.
Atendiendo a las definiciones propuestas por Victoria Sau podemos decir que: 

FEMINISMO: movimiento social y político que se inicia a finales del siglo XVIII (aunque no fuera denominado como tal) y que supone la toma de conciencia de las mujeres como grupo o colectivo humano, de la opresión, dominación y explotación de que han sido y son objeto. Ello las mueve a la acción para la liberación de su sexo con todas las transformaciones de la sociedad que sean necesarias.
El feminismo busca eliminar las jerarquías y desigualdades entre ambos sexos. Pretende transformar las relaciones basadas en la asimetría y opresión sexual, mediante una acción movilizadora. La teoría feminista se refiere al estudio sistemático de la condición de las mujeres, su papel en la sociedad y las vías para lograr su emancipación.
Podemos decir que éste es un movimiento político integral contra el sexismo que expresa la lucha de las mujeres contra cualquier forma de discriminación. Es importante tener en cuenta que a diferencia del machismo el feminismo:

* Es un movimiento social que reivindica los derechos de las mujeres y pretende la igualdad entre ambos sexos.
* Es una filosofía, ya que se cimenta en la voluntad de erradicar cualquier tipo de discriminación y opresión, aportando modelos de vida alternativos.
* Es un principio ético que se basa en el respeto a la integridad humana.
* Es político porque propone una lucha para conseguir las libertades de todas las personas, independientemente de su sexo.
* Es una metodología, porque elabora procedimientos tanto cuantitativos como cualitativos, para conocer el carácter histórico del ser humano y sus circunstancias.

Extraído del curso “Introducción a la equidad de género” que imparte la Organización Iberoamericana de Seguridad Social.

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO