SALIR DE UNA RELACIÓN DE MALOS TRATOS




Lo que te ocurre no es nada nuevo ni nada que no le haya ocurrido antes a otras mujeres. Hay quienes lo llaman relación tóxica, pero cuidado!!! no te confundas, se llama MALTRATO, VIOLENCIA MACHISTA o VIOLENCIA DE GÉNERO y es un maltrato que tiene sus propias características que la hacen diferente del resto de las violencias.

Una sana autoestima es un soporte magnífico y una ayuda excepcional. Por eso, los ataques del agresor van siempre dirigidos a destruirla. Fortalece tu autoestima con generosidad, sin miedo, sin complejos, haz del amor y el respeto a ti misma algo fundamental en tu vida y tendrás medio camino recorrido contra el maltrato. 

Todo intento de hacer cambiar a tu pareja (que es tu agresor) estará condenado al fracaso. Eres tú quien tiene que cambiar, tú quien tiene que comenzar a tomar conciencia de la realidad que vives. Y esa realidad se llama maltrato.

Mantener a la fiera aplacada, supone actuar siempre como una esclava sumisa, como un objeto inanimado, como un animal enjaulado que se consume bajo el mando del tirano. Dale un NO por respuesta y lo verás convertirse en una fiera inmunda. 

Que seas actualmente una víctima no tiene por qué condenarte a serlo durante toda la vida. Desecha la idea de que el maltrato te tocó. La resignación y el victimismo no es la solución. Siempre hay una salida, siempre una posibilidad. Es cuestión de encontrar el camino más adecuado, más recomendable para tu situación.  

No des tu causa por perdida. No te abandones.  Siempre, siempre hay una alternativa al maltrato. Ve a buscarla. Diseña la tuya. 

Hay personas que te entiende mas y mejor de lo que imaginas. Nunca dudes en buscar ayuda.

En situación declarada de malos tratos, los intentos de modificar la situación es tiempo perdido. Toda la energía, todos los recursos que inviertas en comprenderlo y/o ayudarlo a él lo hará mas fuerte y a ti te debilitará. 

Si te detienes a analizar las razones que lo motivan, a buscar una lógica a su comportamiento, acabarás derrotada. No es más que un vulgar machista violento, un maltratador. Someterte y dominarte es su actividad principal, el eje de su vida y como tal actúa. No busques más razones. 

La desigualdad, el desequilibrio en la relación es la esencia misma del maltrato. El agresor con cada ataque, con cada manifestación de control, de dominio, de superioridad nutre y refuerza su hombría.

Cuando te dice "sin ti no puedo vivir", en realidad te está queriendo decir "sin dominarte no puedo vivir". Cuando te dice que te quiere, o que te necesita, es verdad, pero oculta el resto de la frase, porque no te dice "para qué te quiere o para qué te necesita"

Uno de los términos que mejor define al maltratador es el de traidor.
Te apuñalará donde mas te duela y cuando menos lo esperes. El elemento sorpresa es muy recurrente en estos casos.

Seguir sufriendo y aguantar la situación NO es ninguna alternativa. Nadie va a darte un premio al sufrimiento. Tampoco él..

Buscar justificaciones a su comportamiento es engañarte a ti misma. Jamás hay una razón para humillar y maltratar a nadie. Es un principio de los Derechos Humanos. 

Reconoce que te has equivocado, que desearías volver atrás. Reconoce que no eres feliz. Escúchate, sigue tu propia intuición cuando te indica que la situación que vives no es sana, ni es la que parecía, ni la que soñaste. 

No te olvides que el beso de un maltratador, por amoroso y romántico que parezca, lleva siempre un mensaje, lleva una intención, es un elemento manipulador. Es el puñal que poco a poco te mata, porque te renueva la esperanza de volver a confiar en él. 

No te alimentes de las migajas de amor que te da. Están envenenadas. Su amor es ficticio, es un medio de seducción, es conquista. Es fantasía, es humo. Es el mecanismo de que se vale para manipular tu razón. 

Evita compartir tu situación de malos tratos a quien no las vaya a entender. Esto te hará sentir mucho peor y desgastarás energía inútilmente. Busca la ayuda donde sepan de qué le estás hablando, donde te ayuden a buscar una salida. 

El maltratador es tu pareja y puede que sea el padre de tus hijos, pero es también, por encima de todo eso,  tu enemigo y te tiene declarada la guerra desde hace mucho tiempo aunque tu no te percataras de ello, aunque te haga ver otra cosa. No dudará en soltar toda su artillería inmisericordemente contra ti, cuando sienta en entredicho su propia hombría. 


Ya sabes que miente y manipula los hechos con habilidad extraordinaria. Que su habilidad es tal que a veces incluso te ha hecho dudar. Esto es algo que has podido comprobar en numerosas ocasiones. Aprende a escucharte mas y mejor. 

Si le das segundas oportunidades darás terceras y cuartas y cientos. Y cuantas más oportunidades des, mas fortaleza para él y más debilidad para tí. 

Si intentas dejarlo, tratará de retenerte con súplicas, con promesas de cambio. Pero no te equivoques una vez más. Ese falso arrepentimiento forma parte del ciclo de los malos tratos. Es la estrategia. Ya sabes que miente como nadie,  que todo en él es falsedad. 

Jamás va a favorecer la ruptura de la relación, él NO desea romper la relación, porque necesita retenerte a su lado para seguir controlándote y dominándote o lo que es lo mismo, para renovar una hombría que él percibe débil o insuficiente. Te pondrá mas trabas de las que puedas imaginar y finalmente, recurrirá a la violencia.


No está enfermo, ni necesita un psicólogo. Lo que le ocurre es cuestión de actitud, de ideología ante la vida, de convencimiento. Y no tiene ninguna intención de cambiar por mucho que te lo jure. El es un machista convencido y además está orgulloso de serlo y se siente legitimado a actuar como lo hace.

Mujer, no vivas soñando con un futuro distinto. No luches por salvar esta relación porque el resultado siempre será un agresor cada vez mas agresor y una víctima cada vez más víctima. El maltrato a la mujer es una espiral, un bucle, una tela de araña que te atrapa y te devora si no sales a tiempo. 

No te confundas... Su moral no se rige por los mismos principios que la tuya. El tiene su propio orden ético (patriarcal) de las personas y de las cosas. 

Recuerda: No vale como persona, no vale como hombre, no vale como pareja, no vale como amigo... carece de empatía, carece de sentimientos nobles.  No es más que un ególatra miserable, que necesita imponerse cruelmente para sentirse vivo, para cubrir sus carencias, su infinito vacío interior.

Y recuerda.... hay vida después del maltrato. Una vida plena y sana. No te conformes con menos.




ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO