sábado, abril 13, 2013

EL MALTRATADOR NO ESTÁ LOCO

No es un loco, 
no está mal de la cabeza, 
no es un enfermo, aunque su comportamiento nos resulte
irracional, incoherente y enfermizo. 
Es algo muchísimo peor, 
es un MALTRATADOR. 
Los locos no seleccionan minuciosamente a sus víctimas, 
no planifican al detalle el lugar, 
ni el momento de actuar, 
a veces con una precisión milimétrica, 
ni elaboran estrategias de actuación.
Los locos no traman ni elaboran argucias, 
con el fin de descargar toda su ira acumulada. 
Los locos no proyectan toda su  frustración 
contra una sola persona cuando nadie los ve. 
Los locos no saben lo que hacen, 
están impulsados por su propia locura; 
los maltratadores sí, 
ellos actúan motivados por algo muchísimo más grave: 
es su propia miseria personal, el machismo y la violencia.                                                                                                                                                            

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO