domingo, febrero 03, 2013

MANOS, por Elena García, una mujer superviviente

          Hay manos que sujetan fuerte cuando te has caído. Hay manos que aparecen cuando nadie las espera, ni las sueña. Hay manos tibias que hacen dormir cuando nadie puede. Hay manos que lloran cuando la fraternidad florece. Hay manos que cantan sin haberlo hecho nunca. Hay manos a las que le gusta cobijar en la distancia. Hay manos que lloran cuando nadie las ve. Hay manos que estarán siempre, aún cuando uno se vaya. Hay manos que desaparecen durante días y luego vuelven con más fuerza. Hay manos que se esconden para ser queridas. Hay manos a las que les gusta ser abrazadas cuando sonríen de medio lado. Hay manos a las que hay querer de cualquier manera.
Si alguien tiene la fortuna de encontrar esas manos, agárrense a ellas, la travesía será más fácil.

                                                              VER MAS
                                                                                     

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO