sábado, junio 02, 2012

DAR EL PASO Y DENUNCIAR, por Elena García


Podría empezar contando una cadena inmensa de dolores, de malos recuerdos, de heridas, de sufrimientos, de insultos, de humillaciones pero no lo voy a hacer así. Al menos, no hoy, puede que otro día. Quiero empezar dando las gracias a todas esas personas que, sin saberlo o sabiéndolo, me ayudaron a salir de aquí. A todas esas personas que fueron pacientes, comprensivas, amigas, leales. No hay nada mejor que la lealtad, y en esta situación, se valora todavía más.
A todas esas personas que supieron escuchar sin criticar, colaborar sin controlar, querer sin recibir. A todos aquellos que me dieron cuando pedí, que estuvieron ahí sin cuestionar. Sería una lista grande de nombres. Unos aparacen a diario, otros, de tarde en tarde. Cada uno ,en su lugar y medida,  ha ayudado a que diera el paso. Familia, amigos nuevos, amigos viejos. Personas, de un continente o de otro, que estuvieron ahí para que pudiera hacer lo que hice. Dar el paso y denunciar.
Y también dar las gracias a todos aquéllos que se retiraron al ver que sufría. No querían vivir aquello. Al principio, se siente decepción. Ahora lo veo de otra manera, al final quedan con los que realmente puedes contar.
A todos y cada uno de ellos, un millón de gracias. Os quiero con toda mi alma.
                                             VER MAS
                                          

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO