sábado, mayo 12, 2012

DEJAR AL MALTRATADOR (y III)

DEJAR AL MALTRATADOR (y III)


Un día creíste que era el príncipe azul que siempre soñastes, y que además, era  inteligente. 
Hoy sabes que todo fue una fascinación, 
un espejismo:  en realidad no es mas que un controlador, manipulador, falso y mediocre.  
También creíste que te quería con locura porque te hizo sentir como una reina y te prometió un futuro a su lado brillante y feliz.
Hoy no te queda ni una sola razón para permanecer a su lado.
Porque has despertado, y has comprobado que el amor es otra cosa.
Tu tampoco estabas enamorada….. Estabas anestesiada y llena de miedo.

Pasará el tiempo y un día verás que llega el sol a tu vida  y las cosas van adquiriendo color.

Dirige todo tu esfuerzo no a olvidarlo -que eso es imposible, al menos de momento- sino a recuperar tu autoestima, http://nomequierastanto.blogspot.com.es/2011/12/los-pilares-de-la-autoestima.html
a sanarte, porque estás rota.
A volver a ser la persona que fuiste antes de que irrumpiera en tu vida como un huracán.
Verás como creces  
y te vas haciendo más grande, como mujer y como persona. 
Es muy bello ir superando etapas. 
Te sentirás tan bien como se sienten las personas vencedoras, 
las personas libres, las que han dejado atrás el lastre de una pesada carga.
Con toda la satisfacción de saberte  una superviviente.
A pesar de todo, 
llegarán días difíciles. 
Sentirás necesidad de arrancarlo de tu cabeza, de tu vida.  
Ahora mismo es imposible, 
pero te aseguro que llegará un día en que no será más que un mal recuerdo.
Tendrás dudas e inseguridades y retrocesos. 
En algún momento creerás morir. 
Y pasará mucho tiempo sin que seas capaz de encontrar respuestas que te convenzan. Sentirás que te duele el alma. 
Sentirás necesidad de reprocharle a la vida lo que te tenía reservado. 
Parecerá que la cabeza te va a saltar en pedazos. 
Vendrás muchos porqués? 
Pero no es momentos de buscar respuestas. 
Las respuestas llegarán solas, poco a poco.
Es momento de recuperarte, 
de quererte mucho, 
de ser generosa e indulgente contigo misma 
porque lo que hoy ves como una derrota, 
como un fracaso, 
lo vivirás mañana como la mejor batalla de tu vida.
Cuando lo necesites, pide ayuda. 
Una carga muy pesada para una sola. 
Busca la ayuda de tus seres queridos. 
Aunque siempre fuiste fuerte, ahora lo necesitas. Porque necesitas reconstruirte, repararte, unir todos los trozos de tu vida que han quedado dispersos como un jarrón de porcelana estrellado contra la pared.
Quiérete mucho, quiérete por encima de todo. 
No te juzgues y mucho menos te condenes. 
Ya te condenó la vida al ponerte a este monstruo en tu camino.
Con tu paso, estás marcando tu historia personal y la historia de muchas mujeres. 
Y gasta todo tu esfuerzo en vivir, en vivir dignamente. 
Sin sometimiento, sin controles, sin cadenas, sin grilletes.
Llegará un día en que te felicitarás por ello, en que te sentirás muy orgullosa por lo que acabas de hacer. 
Y llegarán más días en que muchas mujeres te felicitarán por ello. 
En realidad, la sociedad te felicitará por ello.
¡¡¡VIVE!!! 

                                                                     VER MAS
                                


ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO