sábado, julio 03, 2010

CARTA A UNA MUJER MALTRATADA

Mujer… 
Tú ya lo conoces y sabes lo caro que se paga contradecirle. No busques la lógica en su comportamiento, no busques más razonamientos porque el propio maltrato es su lógica y su razón de ser. Es más, a estas alturas ya no debería asombrarte su comportamiento tiránico y canalla. 
Viniendo de él, no esperes jamás otra cosa que no sea la continua manifestación de su maldad infinita, ni  te asombres de lo que te haga llegar, porque su cometido no es otro que someterte. Digamos que vive para ello,  que se alimenta de ello. Y lo llevará a cabo sin reparar ni en el fondo ni en las formas,  aunque se juegue la vida.  
Y esto es así porque lo contrario, es decir, no conseguir el control y el dominio sobre tí,  le produce una profunda frustración, una gran asfixia. Es un atentado contra su hombría. 
Si eres capaz de entender este mecanismo, sufrirás mucho menos y sobre todo, entenderás lo inútil que esperar el cambio que nunca llegará. 
No le des la satisfacción de que consiga el objetivo de dominarte. 
Es inútil cualquier intento por tu parte de “entender” la situación. No podrás y habrás agotado todas tus energías, toda tu fuerza, toda tu voluntad y te vencerá tanta frustración porque solo obtendrás lo mismo repetido.
Es mucho más práctico que el cambio se produzca en ti, que comiences a ver las cosas de forma diferente.  Es mucho mejor que canalices tu energía interior hacia ti misma, que inviertas en ti, en vivir o en sobrevivir, en quererte, en crecer, en convertirte en una mujer tan fuerte, tan poderosa, con tanta firmeza que seas capaz de ver su maldad como lo que es, como la patética reacción de un vulgar maltratador.
Tu cambio, hará de ti una mujer tan fuerte, que ya no te queden fisuras por donde pueda colarse ni un soplo de sus perversas  intenciones. 
Es un aprendizaje, inténtalo, poco a poco, a pequeñas dosis, verás como lo consigues.
Cuídate y recuerda siempre que lo que consigas no solo será un logro personal, sino que se hará extensivo, tendrá una proyección automática hacia todas las mujeres, algo de lo que algún día, te sentirás muy orgullosa.

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO