martes, enero 24, 2017

EL EFECTO BONSAI EN LA VIOLENCIA DE GÉNERO

(Según una idea original del psiquiatra forense profesor Lorente Acosta)

Un bonsái no es un árbol que no crezca. 
Un bonsai es un árbol al que se le impide crecer; al que se le van podando ramas; cortando raíces; manipulando su crecimiento natural que queda a capricho absoluto de su cultivador. 
Pero es su cultivador quien al mismo tiempo lo riega y lo cuida con esmero para mantenerlo vivo porque el verdadero placer está en que crezca bajo el control de sus manos y de su imaginación. 
Y así obtiene su resultado óptimo, así consigue “su obra”. 
Tenemos por tanto que la persona que va “destrozando” la planta es la misma persona que le permite que siga viva.

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO